Mejor imposible

¡Ojo spoiler!


Análisis Psicológico

Melvin, es el protagonista de esta cruda comedia. En ella podemos apreciar lo complicada y afectada que puede llegar a estar la vida de las personas que viven con ete trastorno.


En Melvin encontramos los siguientes tipos de TOC:

  • TOC de perfección, orden y simetría: tiene todo perfectamente ordenado, los jabones perfectamente colocados en el armario, los caramelos ordenados por colores…

  • TOC de repetición: cierra 5 veces cada uno de los cerrojos de la puerta, enciende y apaga 5 veces cada interruptor, va siempre al mismo restaurante, siempre se sienta en la misma mesa y necesita que lo atienda siempre la misma camarera.

  • TOC de contaminación: la mayor obsesión de Melvin sería esta sin duda. Se cuida mucho de no tocar nada directamente con las manos, se las lava meticulosamente con agua muy caliente y un jabón nuevo cada vez, incluso lleva sus propios cubiertos al restaurante donde come todos los días.

  • TOC supersticioso: Melvin tampoco puede pisar las líneas cuando va caminando, las esquiva y evita como un ritual.

Hay un momento en la película en la que Melvin atraviesa por una sucesión de situaciones bastante duras que derivan desestabilizando su perfecta y cuadriculada vida. Es en ese momento en el que el protagonista de Mejor imposible decide retomar su terapia con un psiquiatra al que dejó de ir dos años atrás.


Melvin acude a la consulta del doctor de manera repentina e inesperada y éste se niega a verle en ese momento. Es muy importante ver esto en una película porque refleja lo necesario que es marcar límites en una sesión terapéutica con los pacientes. En este caso, el psiquiatra le dice de forma calmada y respetuosa que debe pedir cita si quiere ser atendido y que debe responsabilizarse de su propia recuperación.


Puntos en común de “Mejor imposible” y “TOC, TOC”:


Además de visibilizar este trastorno, ambas películas llegan a un par de conclusiones muy interesantes. La primera de ellas es la necesidad de buscar un tratamiento al trastorno que padecen los protagonistas.


Podemos ver cómo en Toc Toc, toda la película se desarrolla desde la sala de espera de un psicólogo, ya que todos los afectados por el TOC han decidido buscar ayuda profesional para curarse. En Mejor imposible también vemos esta intención en Melvin, cuando acude a su psiquiatra y cuando finalmente le confiesa a Carol que se está medicando.


Pero hay otra idea clave que tienen en común ambas películas y se trata de que una de las estrategias que usan para el tratamiento del TOC se basa en el apoyo social y en preocuparse más de los problemas de los demás que en su propio mundo interior, haciendo que de esta manera las manías disminuyan.


¡Esperamos que os hayan gustado nuestros apuntes sobre la película!

¡Comenta al final de la página y en redes sociales!


¡Estamos deseando leeros!




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo